Archivo | Servicios RSS feed for this section

Logbar: El bar con una micro red social

2 Jun

Logbar

En Shibuya podemos encontrar un bar llamado Logbar. Lo innovador del local es que utilizan iPads mini para crear una experiencia social entre los consumidores gracias a una app.

A cada persona que entra en el local se le da un iPad mini con el que puede crear su perfil en la micro red social que hay instalada en el gadget. En la app podemos elaborar nuestros propios combinados  e incluso acceder a los que han sido creados por las personas que están en en el Logbar. Asimismo puedes navegar por sus perfiles y ver sus gustos, así como interactuar con ellos añadiendo comentarios a sus fotos.

Una de las cosas que me ha llamado la atención es la posibilidad de crear tu propia bebida y ganar dinero. Es decir, podemos crear un cocktail con la aplicación y si alguien del bar se lo pide, ganamos una comisión de 50¥.

 

Me parece una micro red social muy interesante para romper el hielo entre grupos de personas en un bar.

Redes como Facebook o Twitter no llegan a este tipo de interacción tan concentrada en un local y con una cantidad de personas relativamente reducida.

¿Utilizaríais este tipo de micro red social en un bar?

Logbar iPad

Vía ShiftEast

McDonald’s abre un nuevo local en Roppongi Hills

4 Abr

En este vídeo podréis ver la “McDonalización” de Roppongi Hills para promocionar un nuevo local.

La zona es conocida porqué allí se encuentran el mayor número de embajadas y extranjeros por metro cuadrado de todo Japón. Se podría decir que es una ciudad dentro de la propia ciudad de Tokio.

Una de las acciones más divertidas es la de poder hacerse fotos con los posters de McDonald’s para conseguir cupones con tu smartphone.

Vía @jordirafel

Town Work: Buscador de trabajos a tiempo parcial

14 Mar
town work

¿Qué coño le pasa a esta gente?

Town Work es un revista y buscador especializado en empleos a tiempo parcial. En Japón las personas que trabajan unas horas al día (4 o 5h), se les llama baito バイト.

Como decía @CapitanUrias, al final son trabajadores temporales que cobran una mierda. Dependientas, camareros, repartidores de flyers, etc.

Pues bien, hoy un amigo @JordiRafel me ha enviado un par de anuncios del buscador que me han gustado a nivel estético. En ellos se muestra de forma idealizada el servicio en cuestión. Nada nuevo en publicidad. Los anuncios tienen un “himno” pegadizo y bastante armónico que está muy pero que muy estudiado para ser efectivo.

Si nos fijamos, el primer plano es un contrapicado para enfatizar la figura del actor guapetón (Miura Haruma). El objetivo es que pienses: Quiero ser como él.

Haruma Miura

¡Pero al final la cosa cambia! El plano pasa a ser frontal y un poco picado. En este caso sirve para comunicar que tú también puedes estar a su nivel. Es sutil, pero en el lenguaje audiovisual es un recurso muy utilizado en publicidad.

Haruma Miura 2

Con todo esto no quiero decir que los de Town Work sean muy malos y unos cabrones. Para nada. Ellos brindan un servicio que permite a miles de estudiantes y famílias encontrar trabajo ya sea para subsistir o pagarse algunos caprichos. Existe una gran masa de personas que intenta sostener el tejido económico de Japón (aunque a menudo sea inconscientemente) con el fin de brindar servicios cotidianos que son necesarios para la cohesión social y la subsistencia en general. Sin estas personas estaríamos mal. Muy mal. Piénsalo cuando compres la barra de pan o alguien te sirva un café bien caliente.

Lo que quiero decir es que esta clase de anuncios, si eres un poco crítico, te hacen reír. O reír o llorar, depende.

Por cierto, la masconesa del buscador Town Work es un cerdito muy mono.

¿Tendrá doble sentido?

Masconesa Work Town

Innovadora campaña de GAP en Tokio

10 Jun

Imagen

Durante la primera quincena de junio se ha iniciado una competición de moda entre las tiendas de los barrios de Harajuku y Ginza de la marca de ropa GAP.

¿Una competición entre tiendas de una misma marca?

Los consumidores ejercen de jueces y pueden decidir si les gusta el look que llevan los empleados de las tiendas. Nuestra opinión se publica en nuestro muro de Facebook junto a la foto del empleado que hemos votado y se genera un ranking en el que las dos tiendas compiten por tener los empleados más estilosos.  ¿La idea pinta bien, no?

Imagen

Imagen

¿Pero cómo funciona exactamente?

Agarraos. Para poder participar en esta innovadora campaña tenéis que:

1.Instalar una app de Facebook especial y registraros. Al acabar os generará un código que hay que llevar en persona a una de las dos tiendas GAP.

2. En la tienda, al mostrar el código, os darán una pulsera que interactua con el smartphone que llevan los empleados, mediante tecnología NFC.

Imagen

3. Para comunicar que os gusta el look que lleva el empleado, tenéis que chocar vuestra pulsera con su smartphone. En ese momento en vuestro muro de Facebook aparecerá la foto del empleado y su look.

Imagen

¿Y todo esto para qué? ¿Para hacer un “like” y obtener un descuento?

¿Puede que hayan elegido generar ruído mediático a costa de la experiencia de usuario?

Sinceramente, estoy seguro que a much@s de los lectores se le ocurren decenas de formas de mejorar este proceso y llegar al mismo resultado utilizando el factor tecnológico de un modo más sencillo.

En mi opinión, es una buena idea que se pierde en la ejecución y es que la tecnología esta para facilitar las cosas, no para complicarlas.

El aumento de pasos innecesarios para alcanzar un contenido me recuerda mucho a los códigos QR. En mi trabajo de vez en cuando algún cliente me dice “podríamos poner códigos QR para que…” Es un momento delicado en el que tienes que dar una opinión en base a tu experiencia y conocimientos y a menudo, la palabra “código QR” ciega la razón del cliente porque lo ve como algo innovador cuando en realidad, se está cargando toda la experiencia que quiere ofrecer a sus consumidores

Imagen

Es un tema complejo. Algunas marcas presuponen lo que sus consumidores van a hacer cuando vean el QR y eso es algo que no se pueden permitir si quieren alcanzar ciertos objetivos. En Japón el tema de los código QR es muy distinto, aunque eso lo voy a dejar para otro post 🙂

Fuente

Japantrends

Imagen

Masconesa dentista

29 Ene

Masconesa dentista

A %d blogueros les gusta esto: